Las “correcciones” al acuerdo con las FARC y los problemas asociados a décadas de producción de cocaína son algunos de los desafíos que deberá enfrentar Iván Duque, el presidente electo más joven en la historia de Colombia. Apoyado por el ex mandatario Álvaro Uribe, “la gran pregunta es cuál será la relación entre esos dos hombres. No puede permitirse ser el títere de Uribe, pero tampoco puede permitirse el lujo de traicionarlo”, dice un experto.
Por: Gideon Long, para Financial Times

  • junio 21, 2018